admin April 11, 2018

La raza de toro belga azul es el el resultado de 50 años de crianza manipulada en Bélgica con el objetivo de obtener una raza que diese mucha leche y carne.

Pero los toros, lamentablemente, se desarrollaron con problemas de salud. Tras eso, se desató el debate.

A lo largo de la historia muchas especies han sido criadas con la intervención del hombre. El hombre ha modificando en gran medida a la mayoría de los animales de su entorno, que ahora presentan muchas diferencias con sus antepasados.

El ganado belga apareció en el siglo XIX, por el cruce de una raza holandesa y una raza con cuernos cortos. El resultado fue esta especie belga.

La carne de este toro es, según algunos, uno de los más aterradores ejemplos de lo que pasa cuando el hombre manipula la naturaleza.

Esta raza es criticada por ser “fábricas de carne ambulantes”, con una enorme musculatura. Un toro adulto de esta raza pesa entre 1,1 y 1,2 toneladas. El cuerpo del animal tiene una proteína para potenciar el crecimiento muscular, lo que hace que su musculatura esté mucho más desarrollada de lo normal.

Se ha comprobado que esta mutación genética produce otros efectos que deforma la mandíbula, agranda la lengua, lo que hace que sus crías tengan dificultades para mamar.

Las mutaciones pueden hacer que también que no se desarrollen bien órganos como el hígado y los pulmones, lo que puede producir problemas respiratorios, problemas de corazón e infertilidad, según informa Illustrerad Vetenskap.

Algunos países han decidido boicotear la carne de estos animales.

¿Qué opinas de la manipulación que se hace de los animales? ¡Opina y comparte con tus amigos en Facebook!

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*